domingo, 1 de julio de 2018

Peces introducidos en los medios acuáticos de Canarias

Desde el verano de 2016, el equipo de Birding Canarias nos encontramos trabajando en uno de los grupos faunísticos menos conocidos de las islas Canarias, los peces dulceacuícolas. Parte de estas acciones se han desarrollado por encargo del Gobierno de Canarias, estas se reflejan en el siguiente resumen de los resultados del proyecto. En la actualidad continuamos con medios propios trabajando en este grupo y profundizando en el conocimiento y el impacto de los mismo sobre las comunidades acuáticas de Canarias. Agradecemos el envio de información. 
Las comunidades de peces introducidos en los medios acuáticos de Canarias 
Los medios acuáticos en la islas Canarias a pesar de su origen, en su mayoría artificiales y de su reducido tamaño, pueden llegar a albergar una gran biodiversidad, especialmente de invertebrados acuáticos. La introducción de peces de diferentes especies durante los últimos tiempos, mayoritariamente a partir de los años 50 del pasado siglo, puede estar generando un fuerte impacto sobre las frágiles comunidades acuáticas locales, especialmente en cuencas de barrancos, nacientes y pequeñas lagunas temporales, incluso de la franja costera. 


Las comunidades dulciacuícolas se encuentran escasamente estudiadas, los estudios existentes se han centrado principalmente en describir las comunidades de invertebrados acuáticos, desconociéndose hasta el momento el número de especies de peces dulciacuícolas, su distribución, el tamaño de sus poblaciones y el efecto de su introducción sobre las comunidades de fauna y flora local. 

Así, se conoce la presencia de carpas y carpines desde la primera mitad del siglo XX, gambusias desde los años 50 y 60, la introducción de perca americana (Micropterus salmoides) en Gran Canaria desde la mitad de los años 60 e incluso la suelta sin éxito de truchas en la presa de Las Niñas en Gran Canaria. Más recientemente, en los últimos 30 años, se han comenzado a detectar peces provenientes de acuarios como Lepomis gibbosus, Xiphophorus maculatus, Archocentrus nigrofasciatus y algunas otras especies que no han llegado a establecerse.

Durante el trabajo de campo del presente proyecto, que se ha desarrollado entre el 1 de enero y el 30 de julio de 2017, hemos usado diferentes métodos que podemos calificar desde el punto de vista del gasto energético como “activos” y “pasivos”. Los métodos de pesca pasivos han sido aquellos donde la captura dependió del movimiento de las especies, objetivo de la pesca, hacia el arte (por ejemplo, nasas), mientras que los métodos activos de pesca involucran un esfuerzo por parte del muestreador, como una “persecución dirigida” de las especies objetivo (por ejemplo, jamos, pandorgas y cañas de pesca).





Se han muestreado un total de 134 localidades, 27 en La Gomera, 47 en Tenerife y 46 en Gran Canaria, detectando un total de 12 especies y al menos 2 híbridos (Oreochromis mossambicus x O. niloticus  y Carassius x Cyprinusdiferentes correspondientes a 5 familias de peces (Cyclidae, Poecilidae, Centranquidae, Cichlidae y Siluridae). La especie mejor representadas es Poecilia reticulatalocalizada en 35 localidades, seguida de Cyprinus carpio en 31 y Micropterus salmoides en 20. Por el contrario Liposarcus multiradiatus, Archocentrus nigrofasciatus y Xiphophorus maculatus tan solo han sido localizadas en una sola localidad.

A pesar de que existían sospechas de la presencia de otras especies como Esox lucius, Tinca tinca Tilapia thollonino no han sido localizadas durante el presente trabajo, sospechando que dichas citas han podido ser debido a una incorrecta identificación de las mismas. Al igual que puede ocurrir con las citas que hacen referencia a Gambusia affinis, que puede ser confundido con Poecilla reticulatasi no se capturan dichos ejemplares o si no se realiza una identificación detalladas de las hembras que son muy parecidas. 

Se ha calculado el índice de riesgo de establecimiento y expansión de todas la especies localizadas durante el presente estudio, siendo los valores más altos para Poecilla reticulataGambusia affinisCarassius auratusCyprinus carpio Oreochromis mossambicus.



Se aportan datos de cinco especies de caracoles acuáticos frecuentes en acuarios, liberados en el medio natural de las islas aparentemente en tiempos recientes Melaniodes tuberculata, Physella acuta, Planorbella durby, Pomacea canaliculata Radix auriculata, esta última citada por primera vez para las islas.

Se ha relocalizado el cangrejo americano (Procambarus clarkii) en el complejo de presas Las Hoyas - Lujaresjos – Los Pérez en Artenara – Gran CanariaEl Galápagos de florida (Trachemys scripta)se ha localizada en 20 localidades, con densidades muy altas en la presa de Ayagaure (San Bartolome de Tirajana – Gran Canaria). Además se ha localizado por primera vez para el territorio nacional y aparentemente por segunda vez en al Unión Europea una población naturalizada del camarón de cristal o camarón fantasma (Neocaridina heteropoda) en charcos del barranco Grande, Artenara, Gran Canaria. 




Muchas especies exóticas han llegado al medio natural como parte de iniciativas particulares con diversas motivaciones. En el transcurso del presente trabajo, hemos encontrado que diferentes especies se han introducido para la pesca deportiva (perca americana, carpa), el control biológico (gambusia, gupi, platy), fines de acuicultura (tilapia), motivos ornamentales (carpín, carpa), como cebo vivo para la pesca deportiva (perca sol) o escapes y sueltas deliberadas (xipho, cíclido cebra, gupi).

Con el objeto de prever y minimizar el impacto de los peces introducidos en medios acuáticos se realizan una serie de recomendaciones encaminadas al control, erradicación y eliminación de poblaciones naturalizadas en los espacios naturales de las islas. El objetivo de estas acciones de control son el de contribuir a los fines más amplios de la conservación: “proteger la diversidad de las especies, la diversidad genética y los procesos ecológicos que los sustentan”.Así se propone dar prioridad a las especies que tienen posibilidades reales de ser controladas, en especial donde es viable la erradicación total, como por ejemplo los charcos de barrancos. Del mismo modo, se recomienda que las medidas de control comiencen con las especies de las que se conoce bien su biología, para que se puedan atacar los mecanismos causantes de la invasión y no sólo los síntomas.






Referencia:

Ramos Melo, J. J. & P. González del Campo (2017). ESTUDIO DE LA DISTRIBUCIÓN Y EFECTO SOBRE LAS COMUNIDADES ACUÁTICAS DE LAS POBLACIONES DE PECES DULCIACUÍCOLAS DE LA GOMERA, TENERIFE Y GRAN CANARIA Y ANÁLISIS DE RIESGO DE SU ESTABLECIMIENTO Y EXPANSIÓN. Memoria Final. Gobierno de Canarias. Birding Canarias. 136 pp. 

1 comentario:

World of Animals, Inc dijo...

I love the photos you took of the aquatic organisms you found while you were exploring the beach. Very cool different array of species, thanks for the share. Keep up the posts, love this.
World of Animals