viernes, 13 de febrero de 2009

Las aves y el amor

Durante los últimos días y tras ser bombardeado una y otra vez sobre el día de aquellos que están enamorados San Valentín, y por supuesto después de leer el blog La Crónica Verde de nuestro amigo César Javier Palacios, me he preguntado si nuestras amigas las aves sienten amor, incluso si algunos de nosotros esta enamorado de las aves.


Al parecer amor es un concepto universal relacionado con la afinidad entre seres, definido de diversas formas según las diferentes ideologías y puntos de vista (científico, filosófico, religioso, artístico). Habitualmente se interpreta como un sentimiento y con frecuencia el término se asocia con el amor romántico. Para Gottfried Leibniz, «amar es encontrar en la felicidad de otro tu propia felicidad». En el terreno religioso presenta fuertes connotaciones espirituales, de forma que trasciende el sentimiento y pasa a ser un estado del alma o de la conciencia, identificado en algunas religiones como Dios mismo. En Psicología, Robert J. Sternberg cree necesarios para que exista amor tres elementos: intimidad, pasión y decisión o compromiso. Para Erich Fromm, el amor es un arte. En Biología, parece estar relacionado con la supervivencia del individuo y de la especie.

Según algunos, no es privativo de la especie humana, y también pueden presentarlo otros seres capaces de establecer nexos emocionales. Es decir las aves pueden sentir por sus parejas dependencia, tienen necesidad de estar acompañadas, se dan seguridad la una a la otra, son complices de sus actos, confía el gorrión de su "gorriona", el guincho quiere a la "guincha".... Es amor lo que hay entre el halcón y su "halcona"?, sienten amor las aves?.


(Vídeo: Greenpeace)
Otras de mis dudas es si realmente puedes llegar a querer más a las aves que a tu novia, en ocasiones pienso que sí, ellas (las aves, por supuesto) siempre me entienden, me da gran satisfacción ver a algunas de ellas, comparto momentos intimos con ellas, viajo para verlas, leo sobre ellas, etc .... ¿Estaré enamorados de las aves? ¿y tú, lo estas?..

3 comentarios:

Crónica Verde dijo...

Muy interesante pregunta.
No sé ellas, pero nosotros sí que amamos a las aves, desgraciadamente sólo algunos, pero con pasión adolescente.
Precisamente hoy preparaba un nuevo post pero al revés ¿odian las aves?

Carlos dijo...

El amor es pura química, sigue los patrones de un trastorno de ansiedad y se podría curar consecuentemente con ansiolíticos. Las aves, como el resto de los seres vivos exceptuando nuestra comunicativa especie, no necesitan edulcorar sus emociones con retórica adaptativa. Son egoistas y no tienen que recurrir a la hipocresia para justificarse. Y, por último, los noviazgos a largo plazo han nacido del vertigo a sentirse solo, exactamente igual que la religión...

Anónimo dijo...

Siguiendo a Carliños. Los trastornos de ansiedad se "curan" en un 90% de los casos, gracias al empujón inicial de las BZD, muchas veces asociadas con antidepresivos. No obstante la psicoterapia es fundamental, a no ser que quieras recaer. Así se aprende a controlar la ansiedad patológica y no se producen recidivas. Con el amor la terapia es más difícil, lo sabemos tod@s. Quizás el truco esté en la gestión de las expectativas de los miembros de la pareja, o trío... Creernos que es "para toda la vida" -rex muy católica- crea obligatoriedad y tendemos a acomodarnos. Luego duele mucho, y nos cuesta desfocalizar la atención. En esto mi autor preferido es Stemberg, que bien citas Juan. Lo parafraseo, sobre el amor: Si ofeces sin esfuerzo lo que el otr@ desea recibir, no llegarán los números rojos.

Viva la soledad compartida (Castilla del Pino), los imprecindibles pájaros y, Carlos/Juan, las necesarias MUJERES. Sin lugar a dudas lo mejor de este mundo, aunque no vuelen.

David Martínez Lago